El inquilino no se quiere ir

No es sencillo echar al inquilino cuando se resiste a dejar el inmueble. Por eso, una manera de prevenirse para ahorrarse un desalojo traumático, es firmar un convenio de desocupación.

¿Cómo desalojo a mi inquilino?

Posterior a la firma del contrato, es importante que el propietario firme con el inquilino un convenio de desocupación. Este acuerdo expresa la conformidad del inquilino de abandonar la propiedad una vez finalizado el contrato de alquiler.

¿Puedo obligar al inquilino a firmarlo?

No. Este acuerdo es de carácter voluntario, por lo que no puede haber presión del propietario para que lo firme.

¿No puedo hacer que lo firme antes del contrato?

No. Los convenios anteriores a la celebración del contrato de alquiler, carecen de validez. Porque puede interpretarse que el inquilino actuó obligado por el propietario, quien le puso como condición para alquilarle la propiedad, la firma previa del convenio. Por las mismas razones, tampoco puede acordarse en forma simultánea al contrato de locación.

Algunos propietarios salvan este obstáculo, haciendo firmar al inquilino el convenio de desocupación con las fechas en blanco y luego, ya cerrado el contrato de alquiler, terminan de completar los datos con fecha posterior. Pero esto va contra la ley, aunque es una práctica muy común.

¿Qué ventajas tiene el convenio?

Si cumple los requisitos exigidos por la ley y está homologado judicialmente, tiene carácter de sentencia. El acuerdo permite, entonces, una agilización de los trámites en caso de que surjan inconvenientes para desalojar el inmueble.

La firma del convenio, además, pone un freno a la ambición del inquilino que actúa de mala fe y se aprovecha de los tiempos largos de la justicia en un juicio por desalojo, para seguir ocupando el inmueble. Sin el convenio de desocupación en mano, el propietario sabe que a la larga, va a ganar la ejecución por cobro de alquileres y que el desalojo se va a producir. Pero mientras tanto, pasó varios años con el inmueble ocupado y se perdió de alquilarlo a otro o de disponer de él para su uso.

¿Puedo pedir un desalojo anticipado?

Sí, pero los motivos que lo generen (cuotas impagas, daños a la propiedad) deben estar respaldados por las cláusulas del contrato de alquiler.

¿Es más difícil echar al inquilino cuando hay chicos?

No, el proceso es el mismo y el desalojo se desarrolla en los mismos plazos. De nada sirve que el inquilino cite la falta de vivienda, que sus hijos son menores o que un ocupante de la propiedad está enfermo. Un oficial de justicia pasará con la orden de desalojo y si no lo atienden o se niegan a dejar el inmueble, la policía tomará cartas en el asunto.

Consejos para un desalojo sin problemas

Exigir siempre al inquilino la presentación de un garante que, en caso de incumplimiento del contrato responda por aquél. Es importante pedir un informe de dominio en el Registro de la Propiedad Inmueble, para asegurarse de que la propiedad ofrecida en garantía, no figura registrada como bien de familia ni pesan embargos sobre la misma.

Firmar el convenio de desocupación ante un escribano público, para evitar que el inquilino luego ponga en duda la veracidad de las firmas.

Homologar el convenio de desocupación constituido entre las partes ante la justicia, para que dicho acuerdo tenga validez.

One Response to El inquilino no se quiere ir

  1. rosa salazar says:

    buenos dias!!! disculpen un inquilino q alquila en un centro comercial.. tiene q pagar iva